//
Estás leyendo...
Gastronomía

CROQUETAS DE POLLO

Hoy, siguiendo la línea de platos tradicionales, os presento uno de los grandes clásicos, uno de esos platos que no suelen faltar en ninguna casa y que gustan a todo el mundo: las croquetas

En la última visita, mi hermana Alicia me pidió que le enseñara a prepararlas. Al final, por diferentes motivos, no tuvimos tiempo. La verdad es que me supo mal porque, como suelo decir, la cocina pierde mucho sentido cuando no la compartes. Creo en la cocina como medio de transmisión y comunicación; de conocimientos, de vivencias, de pasiones,… De nada sirve el aprendizaje si no lo muestras y ofreces a otras personas. Sé que a ella no le importó que no pudiera mostrarle la receta pero siento que tenía una cuenta pendiente. Por eso me gustaría dedicarle la entrada de hoy.

*****

Hay tantas recetas de croquetas como cocineros y comensales. De bacalao, de jamón, de espinacas, de gambas, de queso,…En definitiva, de cualquier ingrediente que puedas mezclar con una bechamel. Como muchas otras elaboraciones: lasañas, canelones,…esta preparación nace con la finalidad de aprovechar el sobrante o exceso de otras comidas. Por ejemplo, la farsa o relleno de los canelones que acostumbramos a comer en Cataluña el día de San Esteban (26 de Diciembre) se prepara con la carne procedente de las comidas o cenas de Navidad. Del mismo modo, es muy común elaborar croquetas con el pollo sobrante de la cocción de un caldo o de un pollo asado la noche anterior.

También puede, como en el caso que os presento, rustirse o freírse en el momento de hacer la receta.

INGREDIENTES

2 Muslos de Pollo

2 Pechugas de Pollo

2 Zanahorias

1 Cebolla Grande

1 Hoja de Laurel

1/2 L de Caldo de Pollo

1 Huevo Cocido

Para la Bechamel

55 g de Harina

55 g de Mantequilla

1 Litro de Leche (aprox)

Nuez Moscada

Sal

Para el rebozado

Harina, Huevo y Pan Rallado

Apunte: Si os gustan las croquetas más ligeras (con mucha bechamel y menos carne) podéis disminuir la cantidad de pollo a la mitad; sólo un muslo y una pechuga.

ELABORACIÓN

1) En una cazuela, sofreír, a fuego lento, durante 15-20 minutos, la cebolla y las zanahorias troceadas. Reservar un trozo de cebolla para la bechamel.

CROQUETAS_1

*No es imprescindible que sean trozos pequeños ya que luego se introducirán todos los ingredientes en una picadora.

2) Cuando la  cebolla adquiera una tonalidad transparente, añadir el pollo salpimentado y la hoja de laurel. Dorar durante 3-4 minutos.

3) Verter el caldo de pollo y cocinar, a fuego medio, durante 35-40 minutos aprox, hasta que esté tierno.

CROQUETAS_2

4) Mientrastanto, cocer un huevo. Dejar enfriar y picar a mano (Soy partidario de que se vean los trozos de huevo dentro la croqueta). Si no queréis que se distingan, podéis picarlo con el resto de ingredientes.

5) Con la ayuda de una picadora, picar (valga la redundancia) todos los ingredientes de la cazuela.

CROQUETAS_3

6) Verter el picado en un bol y reservar.

7) En una cazuela, verter la mantequilla y un chorrito de aceite. Añadir un par de cucharadas de cebolla picada  y cocinar durante 10-12 minutos.

CROQUETAS_4

8) Añadir toda la harina de golpe y cocinar durante 2-3 minutos.

** Es importante cocinar bien la harina para que no tenga gusto a crudo.

*** A esta mezcla de mantequilla y harina se le conoce como Roux.

9) Verter la leche, poco a poco, y mezclar bien para evitar la presencia de grumos.

10) Cuando la bechamel tenga la consistencia deseada, incorporar un poco de sal y nuez moscada.

CROQUETAS_5

11) Verter la carne picada en la bechamel y mezclar. Comprobar que tiene la consistencia deseada.

CROQUETAS_6

12) Introducir la masa de las croquetas en la nevera durante 5-6 horas (mejor si se prepara la noche anterior).

13) Con la ayuda de dos cucharas o con las manos bien limpias (mejor si se usan guantes), formar las croquetas.

14) Empanar (harina, huevo y pan rallado). Es importante sacudir bien después de cada paso. Si se desea una textura más crujiente, se puede hacer un doble rebozado.

CROQUETAS_7 CROQUETAS_8 CROQUETAS_9

**** Si no se van a consumir, congelar en “tupperwares” o similar para evitar que se deformen.

15) Freír las croquetas con el aceite bien caliente. Si el aceite está templado o frío, esté penetrará dentro (no hay nada peor que unas croquetas aceitosas) y, además, es muy probable que queden blandas y se acaben rompiendo.

16) Sacar y escurrir el aceite sobrante con un papel absorbente.

17) Degustar y disfrutar.

CROQUETAS_10 CROQUETAS_11

Anuncios

Acerca de La Vida y Sus Detalles

Aprendiz de todo, maestro de nada.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo.

julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
A %d blogueros les gusta esto: