//
Estás leyendo...
Gastronomía

DULCE DE MEMBRILLO

Este año ha sido el primero en el que nuestros dos membrilleros han empezado a dar frutos. Así que hemos decidido preparar un poco de dulce de membrillo.

El dulce (o carne) de membrillo ha sido siempre un alimento muy presente en mi vida. Mi abuela materna es originaria de un pueblo sevillano colindante con Puente Genil (Córdoba), que es uno de los mayores productores españoles (si no el mayor) de carne de membrillo. Desde siempre, recuerdo ver en su casa las típicas latas de membrillo (que luego reciclaba para guardar sus útiles de costura). Además, también suele elaborarse en el pueblo de mi padre (Arzúa, A Coruña) y, posteriormente, se utiliza para acompañar a su famoso queso. Nunca he visto como lo hacen, porque no coinciden mis visitas con la época de su preparación, pero he probado el que elaboran mis tías y la verdad es que tiene un sabor especial (como todo lo que se hace en casa).

No hay una receta única; depende un poco de los gustos de cada persona. Hay gente que añade la misma proporción de azúcar que de membrillo, otros la mitad, otros un poco más de la mitad,…en función de la textura y dulzor deseado. La receta que utilicé en esta ocasión llevaba la mitad y un poco más de azúcar y, la verdad, creo que necesitaba un poco menos. Quedo algo más compacto de lo que esperaba. Creo que añadiendo la mitad quedaría más blando y, para mí, en su punto justo.

INGREDIENTES

2500 Gramos de Membrillo (Pelado y Cortado)

1250 Gramos de Azúcar

ELABORACIÓN

1) Pelar y cortar en gajos los membrillos. Reservar las pepitas (*)

* Las pepitas contienen una sustancia mucilaginosa (que desprende una masa gelatinosa) y ayuda al endurecimiento de la carne del membrillo.

2) En una cazuela, colocar (intercaladas) capas de membrillo y azúcar. Verter también las pepitas.

3) Tapar la cazuela e introducir en la nevera durante 10-12 horas. Durante este período el membrillo irá soltando sus jugos, que nos servirán como líquido de cocción.

4) Sacar la cazuela del frigorífico y colocarla en el fuego:

– Fuerte durante 5 minutos (hasta que arranque el hervor)

-Bajo durante 2 horas aprox.

Es importante ir removiendo con la ayuda de una cuchara de madera.

5) Retirar las pepitas, triturar y colocar en moldes.

6) Reservar en la nevera durante 24 horas (como mínimo).

7) Desmoldar, degustar y disfrutar.

Anuncios

Acerca de La Vida y Sus Detalles

Aprendiz de todo, maestro de nada.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo.

noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
A %d blogueros les gusta esto: