//
Estás leyendo...
Gastronomía

TORTILLA DE PATATAS Y CEBOLLA

Hace un tiempo leí en la página de Gastronomia & Cía un artículo sobre el origen de la tortilla. Al parecer, todavía no está del todo claro quien fue el precursor/a de la receta que conocemos hoy en día. Algunos datan su origen en las guerras carlistas (siglo XIX), pero, al parecer, en el sigo XVIII, para luchar contra la hambruna, se elaboraban unas tortitas de patata y huevo que se horneaban y ,posteriormente, se acaban de cocinar en la sartén. Estas fueron las primeras tortillas de patatas, también conocidas como tortillas españolas. Sea como fuere, la tortilla de patatas se ha convertido en uno de los platos típicos de nuestra gastronomía, tanto en el ámbito casero como en la mayoría de establecimientos dónde sirven comidas (bares, tabernas,…)

*****

El origen exacto no se sabe y dudo bastante que algún día se llegue a conocer al 100%. Eso sí, seguro que cada persona recuerda (con más o menos precisión) cual fue, si no su primera vez, sus primeras degustaciones de tortilla. La primera seguramente no, porque debió ser a edades bastantes tempranas, en las que uno no era tan consciente de lo que comía o no podía asimilar bien todos los ingredientes. Aún y así, recuerdo, más que los momentos, las sensaciones que despertaban en mí las primeras tortillas de patatas y cebolla que comí de manera consciente, por decirlo de alguna manera. Después, durante muchos años, he comido muchas más tortillas; con cebolla, sin cebolla, más hechas, menos hechas,…pero, al igual que pasa con el primer amor (disculpen la cursilería), es imposible olvidar los primeros placeres culinarios.Por eso se han grabado a fuego en mi memoria los momentos en que veía a mi padre cocinar la tortilla de patatas y cebolla.

Recuerdo cuando, por la mañana, nos decía que iba a hacer tortilla para comer… y era como si el mundo se detuviese y no existiera nada más.

Recuerdo el nerviosismo que sentía, como entraba y salía mil veces de la cocina, para ver como pelaba y freía las patatas, como le daba la vuelta a la tortilla.

Recuerdo el olor de la cebolla,el color del huevo mientras lo batía.

Recuerdo que a él le encantaba (y todavía le encanta) hacer tortillas, porque le gusta comerlas y porque sabe que a nosotros también. Y yo sé que, por muchas tortillas que coma, será difícil encontrar una que me guste más que la de mi padre. Aunque sea mejor, aunque esté hecha por el mejor cocinero del mundo, con las mejores patatas, cebollas y huevos. Aunque siempre le diga que a mi me sale mejor,jajaja. Pero, ni siquiera cuando la hago yo, siento la misma felicidad que cuando lo veo a él. Y sé que es irracional, pero es obvio que las pasiones tienen más que ver con el corazón que con la cabeza.

Bueno, esta especie de introducción tiene como objetivo explicar que, normalmente, detrás de cada plato que elaboro, hay una historia o un motivo. Me parecía oportuno explicar el origen de uno de mis platos favoritos, de uno de los platos que más me gusta cocinar y comer. Es un plato que permite muchas modificaciones o variaciones; tantas como cocineros o consumidores haya.

La receta que hoy escribo es la que siempre suelo cocinar, la que siempre he visto cocinar

INGREDIENTES

1500 Gramos de Patatas (Kennebec)

8-9 Huevos (depende del tamaño)

1-2 Cebollas Grandes (depende del gusto de los comensales)

Aceite

Sal

ELABORACIÓN

1) Pelar, lavar y cortas las patatas (en rodajas de 1cm de grosor aprox.)

2) Pelar y cortar en juliana la cebolla.

3) Introducir las patatas y las cebollas en un plato o bol y salar.

3) En una sartén, calentar el aceite. Cuando esté caliente, freír (a fuego medio) las patatas y la cebolla durante 15-20 minutos. Remover, de vez en cuando, con la ayuda de una cuchara o tenedor de madera.

4) Cascar los huevos y verterlos en un bol. Batir enérgicamente hasta que estén bien incorporadas las claras y las yemas.

4) Con la ayuda de una espumadera, sacar las patatas y la cebolla de la sartén y colocarlas sobre un colador para escurrir el exceso de aceite. Probar de sal y, si fuera necesario, rectificar.

5) Una vez que las patatas y la cebolla están a temperatura ambiente, incorporar en en bol y mezclar bien con los huevos batidos.

6) Verter una cucharadita de aceite en una sartén y poner al fuego. Cuando esté caliente, volcar el contenido del bol, bajar el fuego (fuego medio-bajo, más bien bajo) y cocinar la tortilla durante 10-15 minutos.

7) Con la ayuda de un plato, dar la vuelta y cocinar la tortilla durante 10 minutos más*

* El tiempo variara en función del “punto” que queramos conseguir (más o menos jugosa). Si queremos que quede bien cuajada, podemos pinchar la tortilla con un tenedor para favorecer la penetración de calor.

8) Una vez hemos conseguido el aspecto deseado, sacamos la tortilla con la ayuda de un plato limpio.

9) Degustar (caliente, templada, fría,…) y, sea cual sea la opción, disfrutar,xD.

*EMPLATADO*

Anuncios

Acerca de La Vida y Sus Detalles

Aprendiz de todo, maestro de nada.

Comentarios

2 comentarios en “TORTILLA DE PATATAS Y CEBOLLA

  1. Que pintaza tiene esta tortilla.Se me ha antojado una. Muchas gracias por la receta.

    Publicado por Javimot | 24 de marzo de 2016, 23:00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo.

octubre 2012
L M X J V S D
« Sep   Nov »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
A %d blogueros les gusta esto: